De antifaces y apariencias (hasta esencias de antifaces)

Qué pasa a mi alrededor,
que no veo más que antifaces,
faces de sombras oscuras
y sublimes apariencias.
Un destello de luz me engaña
y creo ver la lucidez
de una tez extravagante
que me niega la carencia.
Carencia de lo que imagino,
la carencia del no ver.
Ver que las luces se apagan
tras un marco de abstinencia.
Y creo ser yo la luz
entre estas tinieblas oscuras.
Amarguras infinitas
que me acaban la paciencia
al no encontrar luz ni sol
que destape los telones
y me enseñe reales vidas,
que esto no es un teatro
entre irónicas decencias.
Que no quiero ni teatros,
ni decencias, ni mentiras,
que me tiras los consuelos:
los secretos que creía
de las íntimas presencias.
Y de todo este meneo
de intenciones desoladas
solamente saco en claro
que, si enseñan antifaces
ante faces caprichosas,
creer en uno manda siempre
y buscarse bien la esencia.

Fawkes

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *